Estilos de Decoración

Posteado por admin 9 - Junio - 2010

Estilo Clásico

Se caracteriza por el uso del mueble antiguo. Haciendo de estos una decoración tradicional, simétrica y recargada. Con muebles pesados de caoba, roble o cerezo, con frisos en madera, escayolas en techos, con auxiliares de muchos: cuadros con marcos recargados, marcos de fotos por doquier, cuberterías, candelabros de brazos, porcelanas, detalles decorativos en plata o alpaca, librerías amplias, pequeños muebles auxiliares para aprovechar todo el espacio disponible, lámparas de techo con brazos, cristal y apliques con pantallitas y alfombras, obteniendo estancias con distinción y elegancia, unificando los colores de todos los elementos, con lo cual, los volúmenes no recargan el ambiente, más crea ambientes cálidos por los colores propios del estilo junto con los tejidos y la madera.

Estilo Ecléctico

Donde conviven varios estilos y predomina el gusto de cada cual mostrando nuestra personalidad, su mayor característica la mezcla de lo clásico y lo moderno, siendo protagonistas piezas únicas.  Puede ir plasmado en una casa o en cada habitación, cada estancia con un estilo particular y único.  Un buen complemento es, algún mueble clásico de herencia, una alfombra, lámpara, fotos, recuerdos, todo ello sin caer en la formación de un mercadillo, sin sobrecargar el ambiente, dando un espacio predilecto para estos complementos.  El resultado es conseguir un ambiente romántico, único, original, agradable y equilibrado. En cuanto a las cortinas, muebles o colores de los ambientes todo está permitido, siempre llevando un orden y estudio de la colocación de las piezas.  El estilo ecléctico empezó, en el siglo XVIII en Francia y en el siglo XIX en Inglaterra, mezclando lo antiguo con lo moderno y la introducción de piezas de otras culturas.

Estilo Country

Ambientes en donde la protagonista es la madera. El estilo Country o Rural es uno de  los estilos más antiguos existentes. Los ambientes creados a partir de este estilo se caracterizan por el protagonismo de las maderas, no solo en el mobiliario, sino también para los revestimientos de suelos, paredes, techos, las ventanas, chimenea, etc.

El estilo Country, más típico para el continente Americano, se define por los tonos blancos y beige en todos los volúmenes del hogar, armonizando con los tejidos ligeros y confortables con estampados en tonos claros.

El estilo Rural se identifica mas claramente en Europa, es definido por el empleo de las maderas oscuras, los tonos mas utilizados son  los cafés y ocres, con pesadas cortinas y ligeros velos blancos. Dos estilos con las mismas características pero distintas tonalidades en su uso.

Estilo Minimalista

El estilo minimalista significa: belleza en su mínima expresión, con espacios luminosos, zonas muy amplias predominando la sencillez y la serenidad sin caer en la sobriedad. Los volúmenes son simples, geométricos, muebles pegados a la pared para dar más luminosidad y sensación de espacio, son esquemáticos, muebles más anchos que altos, “despojada de elementos sobrantes”.

Las paredes limpias predominando los colores neutros o naturales, negro, blanco y marrones, sin embargo los tonos oscuros ó fuertes para resaltar el sofá, algún mueble específico ó auxiliar, siempre con precaución para no sobre recargar la estancia.

Espacios con tonos de la misma gama de colores, en suelos, techos, paredes, elementos decorativos, admitiendo la combinación con acero, madera, cristal y textiles sencillos de los mismos tonos. Es ideal para personas sobrias y ordenadas.

Estilo Oriental

Los colores que más pueden entonar con este estilo son blanco, lavanda o lila. Basado en una interpretación exótica y personal de esta cultura milenaria, con la simplicidad que aportan su sabiduría y filosofía. Colores, objetos, murales y adornos que remiten en todo momento su estética y costumbres. Contraste de texturas (piedra, madera, papel), objetos místicos (fuentes, velas, inciensos) y la presencia de la naturaleza (piedras, agua, flores) en un total equilibrio, propuestos a partir del concepto del yin yang como balance de energías.

Estilo Rústico

Una decoración típica de casa de campo o de pueblo, se caracteriza por el empleo de materiales como el barro cocido en suelos, piedras naturales para paredes, fachadas y chimeneas, maderas en nogal o haya para puertas, ventanas combinadas con persianas de madera o cuerda, esparto, cañizo y nea para sillas, escaleras y techos como las vigas, al igual que los muebles toscos y robustos, empleo de hierro forjado en piezas tradicionales, cerámicas esmaltadas, cestería y objetos de latón.

Es una decoración sencilla, acogedora y confortable, un papel importante en este estilo son las telas en ventanas que deben ser gruesas y estampadas para realzarlas con barras de hierro y así potenciar las vistas del exterior. Los colores a elegir ocres, bermellón y blancos a la cal. Las cocinas son el centro de toda la casa, de madera de haya, encimeras de mármol con grifos de latón, fregaderos de piedras de una sola pieza, con alacenas y muebles antiguos, lámparas de techo en forja con tulipas de tela, muy actuales en otros ambientes.

Estilo Moderno

La Arquitectura Moderna es un término muy amplio que designa el conjunto de corrientes o estilos de la arquitectura que se han desarrollado a lo largo del siglo XX en todo el mundo. Este estilo se ha caracterizado por la simplificación de las formas, la ausencia de ornamento y la renuncia consciente a la composición académica clásica, la cual fue sustituida por una estética con referencias a la distintas tendencias del arte moderno como el cubismo, el expresionismo, el neoplasticismo, el futurismo y otros.

Pero es, sobre todo, el uso de los nuevos materiales como el acero y el hormigón armado, así como la aplicación de las tecnologías asociadas, el hecho determinante que cambió para siempre la manera de proyectar y construir los edificios o los espacios para la vida y la actividad humana.

Estilo Mediterraneo

El estilo mediterráneo se basa en una premisa muy clara: dejar que el sol inunde toda la vivienda. El color y el calor del estilo mediterráneo proporcionan un ambiente de alegría y de ganas de vivir enorme. A grandes rasgos, se trata de una decoración relajada y cálida que trasmite un poco el estilo de las vacaciones.

Colores que ayuden a proporcionar mucha luz cómo el blanco, el aguamarina, el ocre y el verde oliva son los más apropiados para las paredes. Además, tenemos que conseguir crear una decoración despojada, sin mucha recarga de elemento, y cálida, logrando crear así un lugar donde se mezclan fantasía y realidad. Suelos de terracota o de madera, techos que dejan las vigas a la vista, patios interiores, azulejos o mosaicos son algunos de los elementos muy presentes en la decoración al estilo mediterráneo. El hierro forjado (en lámparas, espejos, marcos, etc.) también es un elemento indispensable para poder crear una decoración mediterránea.

Decoración distendida, sin complicaciones, imaginativa, sensible a las materias naturales o características de la zona, así es la decoración al estilo mediterráneo.

Estilo Retro

El estilo retro se basa en una vuelta a los modelos y diseños del pasado,  incorporando los avances tecnológicos actuales. La fusión del lo “neo” y lo “vintage” produce el estilo decorativo retro. Resurgen tendencias de épocas pasadas en el mundo de la decoración.

Las normas básicas para conseguir el efecto deseado pasan por la utilización de colores chillones y los contrastes, estampados llamativos y formas geométricas (círculos, rectángulos, zigzag) y materiales como la pana y los tejidos sintéticos. Los objetos de vidrio y metal y la utilización de posters e imágenes icónicas extraídas de los medios de comunicación de masas conjugan con este estilo decorativo.

  • Lucía

    Hola. No hay nada que me guste más que ambientes bien diseñados y decorados. Por ejemplo, he conocido unos departamentos de lujo en Cancun y la verdad que además de bellos son muy funcionales. Les dejo saludos.