Organiza Tu Closet

Posteado por admin 30 - Junio - 2010

La simplicidad está en las formas, la multiplicidad de los espacios, adaptarnos a la manera de guardar lo mas que se pueda, son algunas de las reglas básicas para diseñar un closet.  Los hay de varios tipos y de ello depende su distribución y diseño:

Los vestidores o Walking Closets nos permiten mucha más libertad y amplitud a la hora de amueblar colocando módulos inteligentes, duplicando la capacidad de almacenaje, hechos a medida y siguiendo las necesidades individuales de nuestro cliente. La estética y funcionalidad concebida en un espacio libre de puertas, permite una distribución mucho más ordenada y de fácil visualización y acceso a las prendas.

Closet de pared o closets interiores, aquí modulamos con puertas individuales abatibles o corredizas, según el caso.  Este sistema está pensado para resolver cualquier espacio, la practicidad del diseño se ve reflejada en la opción de los closet de pared en el que podemos integrar sistemas de audio y entretenimiento a capricho del diseñador.

¿Como elegir el color perfecto? El color forma un papel muy importante a la hora de elegir tu closet donde debes de tomar en cuenta espacio, iluminación y por su puesto tu sello o gusto propio.  Prefiere siempre colores claros blanco, maple y miel ya que te darán la impresión de amplitud y claridad, pero si cuentas con el espacio los colores oscuros como cherry, caoba y wenge te dan un toque de elegancia difícil de igualar

4 tips

Simples y rápidos para que tu closet se vea tan ordenado y limpio como el de las grandes tiendas de ropa:

1- Consigue suficientes ganchos antes de comenzar a ordenar. Así evitarás perder tiempo al interrumpir la tarea para ir a buscarlos. Elige ganchos de madera para abrigos o prendas pesadas y deja las de plástico para camisas o blusas. Ten siempre algún gancho especial para faldas, un organizador para corbatas o cinturones. Si compartes el closet con otra persona puedes elegir distintos colores de ganchos para separar tus prendas.

2. Comienza por vaciar el closet, por partes, para empezar a organizar desde cero. Divide las prendas en 4 grupos: en buen estado, dañadas (descosida, sin botones, pero que se puede arreglar), para donar o que ya no utilizas y en buen estado pero pasadas de moda. Tómate el compromiso de remendar aquello que puedas seguir usando, y regala el resto a una organización de caridad. De esta forma harás más lugar para ropa nueva que quieras guardar.

3. Agrupa las prendas según su clase, por ejemplo, todas las camisas van colgadas juntas, todos los sweaters en un mismo estante. Así lograrás ubicar lo que busques de sin perder tiempo.

4. Si tu closet es pequeño, utiliza la parte superior a la que es más difícil acceder para guardar todo aquello que sea de otra temporada. Emplea cajas o bolsas bien cerradas y etiquetadas para ordenarlo. Incluye en los contenedores pequeñas bolsas de tela con lavanda. Esto evitará que las polillas y otros insectos arruinen tus prendas y perfumará el espacio de guardado.